Thursday, July 18, 2013

El maravilloso mundo de Claire Keegan















Creo que parte del propósito de los cursos de escritura creativa es descorazonar a las personas que creen que quieren escribir. No creo que todos los que sienten el deseo de escribir deban escribir: es demasiado duro. Hay algunas cosas que se pueden enseñar y creo que yo puedo enseñarlas como maestra. Puedo mostrarles la diferencia entre lo que creen que escribieron y lo que realmente está en la página hasta que desarrollen lo que Hemingway denominaba "un detector de mierda incorporado y a prueba de shocks".

***

Una novela es más conversadora, más voluntaria, se ofrece, está lista, es más reconfortante, muchas veces es como una compañía optimista. Me da la impresión de que los cuentos no quieren ser contados, es como estar con alguien que está alterado y nos preocupa, alguien a quien queremos escuchar aunque sabemos que no va a ser fácil. Los cuentos no están diseñados para ser reconfortantes, pero si están bien escritos son muy expresivos. Tienen permanencia en la vida.




Fragmentos de una entrevista a Claire Keegan

1 comment:

Bastian Torres said...

tus letras, tu mundo, llego a mi cuando tenia que llegar, gracias
buen dia

Me gusta